7 PASOS PARA RESOLVER TUS PREOCUPACIONES

Preocuparnos es anticiparnos a los hechos. Cuando nos sucede algo desagradable   o simplemente pensamos que nos puede pasar, imaginamos muchas posibilidades y escogemos las peores para proyectarlas en el escenario de nuestra mente. Eso es preocuparnos. No todos los que tienen problemas se preocupan, pues saben manejarlos; y no todos los que se preocupan tienen problemas, pues la raíz de la misma puede ser originada por un tema meramente subjetivo.

Para liberarnos del mal hábito de preocuparnos debemos identificar las causas de la preocupación. Quizá des por sentado que las cosas en las que ocupas más tiempo sean la fuente de todo, pero no es necesariamente así.
¿Has tomado seriamente un tiempo prudencial para analizar los factores de preocupación en tu vida? Apartarte a un lugar tranquilo, en donde no seas molestado por lo menos 30 minutos sería de gran ayuda.

Te presento 7 preguntas que te ayudarán a dar 7 pasos para resolver tus preocupaciones. La respuesta para cada una es diferente según quien la responda, así que toma lápiz y papel. Es tiempo de pasar de la preocupación a la paz que tanto anhelas. ¡Comencemos!

1) ¿Qué te preocupa? Haz una lista de cada situación que te preocupa. Incluye todo, aún aquello que consideras insignificante. Quizá a ese compañero de trabajo competitivo que siempre quiere superarte, o aún a esa vecina que siempre lee tu correspondencia. Esa filtración en casa que está generando mucha humedad. Incluye todo lo que te venga en mente.

portrait of young sad male

2) ¿Qué te preocupa más?:  Ordena los factores en orden de mayor a menor intensidad de preocupación. Así podrás saber a qué te enfrentas y darle la importancia a aquello que la tiene.

A person selects and marks in the top box of a series.
3) ¿Qué está bajo tu control resolver? Identifica cuáles de esos factores que te preocupan están bajo tu control, es decir aquellos asuntos que pueden resolverse con tu intervención. En aquellos idea posibles soluciones y ponlas en práctica paulatinamente. Empieza por uno. Recuerda: El que mucho abarca poco aprieta.

4) ¿En qué asuntos requieres ayuda? Puede ser que algunos asuntos tengan solución pero requieran de la ayuda de alguien. Es tiempo de dejar la vergüenza y pedir una mano. Hoy por ti, mañana por mi. Anota el nombre de quien específicamente es la persona o personas a la que acudirás y ponte una fecha para hacerlo.

white computer keyboard with the red button help

5) ¿En qué asuntos la solución es esperar? Hay problemas que se resuelven en el tiempo. Que si tienen solución pero no en este momento. En la naturaleza podemos observar como cuando sembramos algo debemos esperar para cosechar. No todo es automático. Es la ley de la vida. Así que identifica aquellos asuntos que requieren de tu paciencia y proponte desarrollarla. Recuerda, la paciencia no es sólo esperar, sino tener una actitud de calma mientras esperamos. Respirar y repetirte ¡Esto es un proceso, iré paso a paso! puede ayudarte.

6) ¿Que asuntos no tienen solución? Si a pesar de lo anterior, aún hay cosas que no puedes solucionar, entonces estás frente a un hecho fáctico. Entre ellos podemos mencionar un pasado que no puede cambiarse, la inevitable muerte que todos enfrentaremos, la edad que tenemos, y la lista sigue. Son situaciones en las que no hay nada que hacer más que ACEPTARLAS. La aceptación no nos causa alegría, pero si nos traslada a la PAZ.

7) ¿Qué te brinda paz y tranquilidad?: Para regular tu preocupación no sólo hay que eliminar o minimizar las fuentes de la misma sino aumentar los factores que te generan paz y tranquilidad. No estamos hablando de algo que sólo te relaje sino algo que te proporcione paz. En algunas personas quizá sea reconectar con algunas amistades o familia, en otras acercarse a Dios. A otras les da mucha paz la naturaleza o simplemente leer. Haz una lista de 5 cosas que te proporcionen paz y halla la forma de meterlas paulatinamente en tu agenda. Verás la diferencia.

hope-in-hand_1600x1200_35433

Recuerda el conocido dicho: Si tiene solución ¿Para qué te preocupas? Y si no tiene solución ¿Para qué te preocupas?

¡Éxitos y paz para todos!

Mariana Melgar Canales

Life & Executive Coach

Nota: Infórmate de nuestros cursos y talleres enviándonos un mail a info@despierta.pe Lima – Perú. ¡Éxitos!